DeLorean S2

Ir abajo

DeLorean S2

Mensaje  snakemaq el Sáb Dic 25, 2010 11:46 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



John Zachary DeLorean plasmó su sueño en el DeLorean DMC-12, un coche 20 años por delante de su tiempo y que acabó siendo su ruina. Le costó una ruptura matrimonial, pérdidas a quienes invirtieron en el proyecto, una acusación por tráfico de cocaína y peticiones de extradición por parte de las autoridades británicas y suizas.
El vehículo no logró el éxito esperado.

John Z. DeLorean, nació en Detroit el 6 de enero de 1925, en el hogar con formado por los inmigrantes Zachary DeLorean (nacido en Rumania) y Kathryn Pribak (nacida en Austria). Pese a las dificultades económicas, y al divorcio de sus padres, durante su niñez y juventud no careció de lo básico para vivir. Incluso su madre le costeo clases de música, que pulieron su talento innato y le permitieron ganar una beca en la Universidad de Michigan para estudiar Ingeniería Industrial, la cual complementaría con Ingeniería automotriz.


En 1952 fue contratado por el grupo Chrysler, que destinó el talento del joven a reflotar la marca Packard, y lo logró produciendo coches pequeños y atractivos en un momento en el que dominaban descomunales haigas.
Sus éxitos profesionales llamaron la atención de los responsables de la General Motors, que logró ficharlo en 1956, DeLorean dio rienda suelta a su imaginación y presentó más de una docena de patentes, como los limpiaparabrisas escamoteables o la culata con válvulas en cabeza.

En 1961 lanzó el Tempest, modelo de gran éxito comercial, y tres años después inventó la fórmula mágica: el coupe de carreras camuflado (el Muscle Car), un coche de dos puertas, cuatro plazas, poco peso y motor V8 de hasta 360 caballos.

Tras varios avisos, todos desoídos, General Motors le señaló la puerta, fue entonces cuando decidió llevar a cabo su sueño, un coche capaz de ofrecer las prestaciones de un Ferrari a los jóvenes con menos recursos.

Así, en 1973, nació la DeLorean Motor Company, cuya sede se instaló en Belfast, con la bendición de las autoridades británicas. El prototipo diseñado contenía extravagancias tales como airbags y ordenador de a bordo, pero por razones de coste no fueron instalados en el DeLorean DMC-12, que vió la luz en 1981.

Las cosas no fueron como se esperaba y tras producir 8.563 vehículos, la empresa entró en bancarrota.

En 1982, comenzó el verdadero declive cuando DeLorean fue filmado por agentes del FBI intentando vender por 24 millones de dólares, un maletín lleno de cocaína. La fábrica cerró poco después.

DeLorean, que se las había arreglado para permanecer tan sólo 10 días en prisión, logró dar la vuelta a los argumentos de los federales y demostrar que había sido víctima de un montaje. En 1984 fue declarado no culpable. Esto no evitó, sin embargo, que su tercera esposa, la modelo Cristina Ferrare, se divorciara de él.

Tras librarse del FBI, DeLorean debió sortear numerosos procesos por fraude, malversación y evasión de impuestos, entre otros cargos, así como las demanadas de extradición presentadas por Gran Bretaña y Suiza.

Mientras ultimaba un nuevo proyecto para producir un deportivo barato con carrocería de plástico, se dedicó a producir relojes de lujo, que vendía a unos 2.700 euros la unidad.
John Z. DeLorean falleció en New Jersey el 19 de marzo de 2005, a los 80 años de edad, como consecuencia de las complicaciones surgidas de un derrame cerebral.

Diseñado por Ital Design, la empresa de diseño de Giorgetto Giugiaro. Su carrocería fabricada en fibra de vidrio y acero inoxidable, va montada sobre un chasis independiente con forma de dos Y, una delante y la otra atrás, unidas en el centro, dejando a lado y lado espacio para las dos únicas sillas. Es un diseño realmente deportivo, que recibió una gran influencia de Lotus, lo cual no sorprende, ya que en el diseño del bastidor del DeLorean, intervinieron ingenieros estructurales de la casa fundada por el legendario Colin Chapman. La carrocería se vendía únicamente en acabado acero inoxidable, algunos propietarios las pintaban, e incluso la tarjeta de crédito American Express, compró algunos DeLorean de color dorado, para rifarlos con motivo de la presentación de una de sus tarjetas Gold.


Tiene dos puertas de apertura ascendente, tipo “Alas de gaviota” –Gullwings- que evoca al famoso Mercedes Benz 300 SL de 1954. Este sistema también fue utilizado en el Lamborghini Countach. La particular configuración no permite montar sistemas convencionales para la apertura de los cristales, y estos solo pueden ser abiertos un poco.

El interior permite acoger a dos pasajeros, los cuales cuentan con un mínimo compartimiento posterior para pequeños objetos, que cuenta con una malla y un baúl delantero de dimensiones reducidas.


La tapicería es en cuero, y la ergonomía muy cuidada, no en vano es un automóvil deportivo, exclusivo y costoso. Tiene un tablero convencional, pero completo. Incluye aire acondicionado, doble airbag delantero, dirección asistida de tipo cremallera con graduación de altura en el timón y palanca de cambios ubicada en la gigantesca consola central.
Monta un motor V6 a 90 grados, fabricado en aluminio, de 2.850 c.c, con culatas hemisféricas, montado detrás del eje trasero, alimentado por un sistema de inyección Bosch K-Jetronic, desarrollado en conjunto por Renault-Peugeot y Volvo, el cual era también utilizado en las versiones de lujo del Renault 30, el Peugeot 604 y los Volvo 264 GLE y 760 GLE con diferentes potencias y gran éxito. Este propulsor de 12 válvulas, tiene un diámetro de pistón de 91 mm, una carrera de 73 mm y una relación de compresión en el DeLorean de 8,8 a 1, que le permitían producir 133 HP/5.600 rpm de potencia y un torque de 22 Kgm/2.600 rpm. El radiador se montaba en la parte delantera, para tener un óptimo funcionamiento.


Se podía solicitar con una caja de cambios manual de cinco velocidades adelante, de origen Renault, mecánica de cuatro o automática de tres relaciones, esta última sin duda alguna pensada en el mercado de los Estados Unidos, el principal mercado del vehículo.


Usa suspensiones independientes en las cuatro ruedas, frenos de disco en las cuatro ruedas con servo asistencia desarrollados por la casa británica Girling. Las llantas son de 15 pulgadas y los rines que semejan una turbina en funcionamiento, se destacan además por ser mucho más anchos los traseros que los delanteros.

Según quienes lo han conducido, es un coche muy estable, agradable de conducir, pero no muy potente, lo cual se acentuaba debido a las rígidas normas anticontaminación imperantes en los Estados Unidos, que le restringían aún más su potencial y a unas relaciones de caja y final de eje poco picadas. En terreno plano, y gracias a su buen coeficiente aerodinámico, puede llegar a los 210 Km/hora.


El DeLorean monta el tanque plástico de gasolina en la parte delantera, protegido en todo su contorno por el chasis, en un lugar muy original y seguro en caso de colisión.

El coche fue inmortalizado dos años después de haber dejado de fabricarse, en la trilogía de películas Back to the Future (regreso al futuro) donde el actor canadiense Michael J Fox, interpretaba al joven aventurero Marty McFly , quien en compañía del excéntrico científico, doctor Emmett Brown interpretado por el actor Christopher Lloyd, viajaba al pasado o al futuro, en un DeLorean adaptado como máquina del tiempo para tales misiones. Esto sin duda ha contribuido a la inmortalidad de este efímero automóvil deportivo, del cual se planeaba construír 22.000 unidades anuales, y del que no alcanzaron a fabricar ni 9.000.

FICHA TECNICA : [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

avatar
snakemaq

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.